13 feb. 2018

Gestión del Cambio Climático en Ciudades

Durante los últimos años, las ciudades han sido reconocidas como facilitadoras de políticas y programas para enfrentar el cambio climático. Las áreas urbanas concentran las actividades económicas, hogares, industrias e infraestructuras que son puntos clave para el consumo de energía, así como fuentes críticas de gases de efecto invernadero. Con más de la mitad de la población mundial y cerca del 80% del PIB mundial en 2013, las ciudades representan aproximadamente dos tercios de la demanda de energía primaria, misma que genera el 70% de las emisiones totales de CO2. [1].

Al mismo tiempo, el 70% de las ciudades se están enfrentando ya a los efectos del cambio climático, y casi todas corren peligro. [2] Más del 90% de todas las zonas urbanas son costeras, lo que pone a la mayoría de las ciudades del planeta en peligro de inundaciones por el aumento del nivel del mar y las fuertes tormentas. [2] Los efectos financieros del cambio climático pueden ser tan devastadores como los físicos. Los gastos inesperados de las tormentas, inundaciones, remoción de nieve y sequías pueden ocasionar perturbaciones importantes en las operaciones comerciales y los presupuestos de las ciudades. [2]

Según la Agencia Mundial de la Energía (IEA), la huella energética y de carbono de las zonas urbanas aumentará con la urbanización y la creciente actividad económica de los ciudadanos. El crecimiento será mayor si no se establecen objetivos claros para evitar el incremento de los 2ºC establecidos en el Acuerdo de París. Según escenarios aumento de temperatura por efectos del cambio climático (2, 4 y 6 ºC), como se puede ver en la figura 1. [1]

Figura 1 Consumo de energía primario en zonas urbanas

Fuente. IEA, 2016 

En este contexto, las ciudades tienen un gran potencial para reducir sus emisiones de CO2 con el objetivo de cumplir con el escenario global de 2ºC, para el año 2050, sobre todo en los sectores más intensivos en consumo de energía: la industria, los edificios y el transporte.

Las ciudades tienen un rol primordial no solo para reducir las emisiones de sus actividades, lo que conocemos como MITIGACIÓN, sino también para prepararse hacia los efectos del cambio climático en su territorio, es decir la ADAPTACIÓN. 

La Figura 2 muestra el enfoque de gestión del cambio climático en ciudades. Los efectos del cambio climático se gestionan mediante estrategias de adaptación y las causas del cambio climático deben abordarse mediante medidas de mitigación. La gestión de las ciudades y la respuesta a los impactos y causas del cambio climático deben ir en esta dirección.

Figura 2. Enfoque de Gestión de Cambio Climático en Ciudades.


Fuente: D.Torres. MSC, 2016 [5]

Este enfoque de gestión se materializa en el desarrollo de Planes de Acción Climática en base a sus fuentes de emisión, sus riesgos climáticos, el compromiso político de sus gobernantes, etc. Estos planes tienen por objeto ayudar a las ciudades a reducir sus emisiones de GEI y adoptar hojas de ruta de desarrollo bajo en carbono, así como adaptarse a los impactos del cambio climático y fomentar la resiliencia climática local. Estos planes suelen incluir políticas de mitigación y adaptación, junto con un enfoque innovador de las tecnologías y los mecanismos de financiación [4].

La acción climática en los centros urbanos es fundamental para la mitigación y adaptación al cambio climático mundial. Por esto, las ciudades del mundo están llamadas a desarrollar sus planes de acción climática con una visión de planificación a largo plazo. [1]

Explicaremos los detalles de los Planes de Acción Climática en un siguiente post.


Fuentes:[1] Agencia Internacional Energía, 2016. Tale of Renewed Cities. A policy guide on how to transform cities by improving energy efficiency in urban transport systems.
[2] IPCC, 2014. Urban Areas Chapter
[3] The Global Covenant of Mayors for Climate & Energy, 2017. [4]. UNHabitat, 2015. Guiding Principles for City Climate Action Planning.
[5]. Daniela Torres, 2016. UPM. Methodology for ICT based initiatives in Smart Sustainable Cities.

No hay comentarios:

Publicar un comentario